miércoles, 18 de mayo de 2011

SU PODER NATURAL....SÁVILA, SÁBILA, ZÁBILA, TOECHII, POSACMETL O ALOE VERA



Acotamiento de la infección del VIH.
Un extracto de mannose, uno de los azúcares del aloe, puede inhibir el VIH-1 (virus asociado al SIDA). 
En un estudio realizado en Bioterapia Molecular (1991), las células VIH-1 fueron tratadas in vitro con un extracto de mannose. El áloe retardó la reproducción del virus cerca del 30%, redujo la carga viral (cantidad total del virus), suprimió la extensión del virus en las células infectadas, y aumento la viabilidad (ocasión de la supervivencia) de células infectadas.
Complemento alimenticio para pacientes del VIH.
El jugo de aloe vera demostró ser una parte eficaz en un programa de ayuda alimenticio para los pacientes de VIH+ según el diario Advancement in Medicine.
Durante cuatro meses, dieron a 29 pacientes jugo puro 100% de aloe vera (cinco onzas, cuatro veces al día), junto con un suplemento de ácido graso esencial y otro suplemento que contenía vitaminas y aminoácidos. Se dijo a los pacientes que continuaran con su dieta normal y no tomaran otros suplementos.   
Después de 90 días, todos los pacientes rebajaron el grado de incidencia de las infecciones asociadas, afta, fatiga y diarrea, e incrementaron el número de glóbulos blancos en la sangre (que significaba que sus sistemas inmunes respondían positivamente). Se aprecio una mejora en su calidad de salud global. En el 25% de los pacientes, el aloe redujo la capacidad del virus para reproducirse. Los investigadores encontraron que el aloe (el extracto del mannose y quizás otros compuestos) estimula el sistema inmune del cuerpo, particularmente las células del T4 y los glóbulos blancos de la sangre que activan la inmuno-respuesta a la infección.
Estimula la inmuno-respuesta contra el cáncer.
El aloe puede ayudar a prolongar tiempo de supervivencia y a estimular el sistema inmune de los pacientes del cáncer, según la investigación reciente. 
Un estudio de 1994 publicado en el diario médico japonés Yakhak Hoeji, indica que ratones con tumores cancerosos fueron tratados con aloe oral durante 14 días. Aunque el aloe no suprimió el crecimiento del tumor, la vida media de los ratones fue prolongada un 22% (con dosis 50mg/kg peso corporal y día) y un 32% (con dosis 100mg/kg peso corporal y día). Un experimento simultáneo en células humanas con cáncer (fuera del cuerpo) encontró que las altas dosis del áloe suprimieron perceptiblemente el crecimiento de estas células cancerígenas. 

  
Uso y aplicaciones terapéuticas
Las formas mas comunes de empleo del aloe son su uso externo, mediante geles y cremas, y la administración vía oral normalmente en forma de jarabes o zumo. El sistema primitivo de aplicación directa consistía, simplemente, en presionar la hoja cortada al medio en sentido transversal contra la zona lesionada, y mantenerla allí durante unas minutos. 
Algunas de sus aplicaciones terapéuticas son:

  
Principales compuestos químicos
ALOEMITINA: previene y controla la propagación de ciertas formas cancerígenas.
ALOEMODINA: Regula el funcionamiento de la mucosa intestinal.
ALOEOLEINA: Mejora úlceras duodenales y estomacales. Disminuye la acidez.
ALOETINA: Neutraliza el efecto de las toxinas microbianas.
AMINOACIDOS: Interviene en la formación de proteínas.
CARRISINA: Refuerza el sistema inmune y aumenta las defensas.
CRETININA: Resulta fundamental en las reacciones de almacenaje y transmisión de la energía.
EMOLINA, EMODINA, BARBALOINA: Generan ácido salicílico de efecto analgésico y antifebril.
FOSFATO DE MANOSA: Actúa como agente de crecimiento de los tejidos con efecto cicatrizante.
MINERALES: Calcio, magnesio, fósforo, potasio, zinc, cobre.
MUCILAGO: Actividad emoliente sobre la piel.
SAPONINAS: Antiséptico. 

No hay comentarios: